Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

Declaraciones pubicadas en La Verdad el 20 de Julio

July 25th, 2010 · Sin Commentarios

La presunta “tolerancia” del Gobierno de Hugo Chávez con la guerrilla colombiana en territorio nacional llega a un momento cumbre este jueves, cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) realizará una sesión extraordinaria -que Colombia ha pedido que sea pública- para evaluar las pruebas con las que la administración de Álvaro Uribe quiere poner fin a sus ocho años de mandato, caracterizados por una persecución sin tregua a los irregulares que han tenido en vilo la paz de los colombianos por más de 40 años.

Milos Alcalay, ex embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), explicó que la OEA no es un tribunal con competencia para sancionar estados, excepto cuando hay unanimidad en torno a una situación, como los casos de Cuba y Honduras. Con relación a las pruebas que presenta Colombia sobre el asentamiento de guerrilleros en Venezuela, recuerda que hay varios países de Sudamérica y el Caribe que apoyan a Chávez y, esta reunión no tendrá como fin emitir veredicto alguno en cuanto al caso, pero sí sienta un precedente y representa una avance en el proceso de aislamiento en que camina Venezuela.

“Es la primera vez que en la OEA se presentan pruebas de la tolerancia de un país con grupos terroristas (…) El solo hecho de sentar a Venezuela en el banquillo de los acusados ya implica una gravedad. Esta denuncia no es nueva, pero ante la presentación de otros casos como el de RCTV, periodistas agredidos y el de Oswaldo Álvarez Paz, los países van perdiendo esa cautela a intervenir. Venezuela se está convirtiendo en un problema serio dentro de la OEA”.

Agotar diálogo

Adelanta el diplomático que, en un escenario normal, en la OEA no le darán la razón ni a Colombia ni a Venezuela y, probablemente, se sugiera la mediación de un tercero, la creación de un grupo de amigos y se exija respeto a la Carta Democrática Interamericana. El gobierno de Panamá, por ejemplo, se propuso como mediador para ayudar a bajar la tensión entre Caracas y Bogotá, dijo Juan Carlos Varela, vicepresidente y canciller panameño.

Colombia podría elevar el caso a la ONU y, de hecho, ya Ban Ki-moon, secretario general de esta organización, se pronunció ayer al respecto, pidiendo agotar el diálogo como la mejor herramienta para resolver cualquier situación. “Soy consciente de que hay tensiones entre los dos países. Pero todas las tensiones o las diferencias de opinión deberían resolverse primero de todo a través del diálogo, de una manera pacífica, como buenos vecinos”.

Milos Alcalay, como buen conocedor de las gestiones diplomáticas, explicó que con este llamado a diálogo, Ban Ki-moon está invocando el artículo 33 de la Carta de las Naciones Unidas, que insta a agotar el consenso antes de tener que apelar otras herramientas, como la resolución 1373, aplicada a propósito de los atentados del 11 de septiembre, que obliga a impedir el uso de territorio alguno para amparar grupos terroristas.

Con relación a las implicaciones que hasta el momento acarrearían para el Gobierno la sesión extraordinaria del jueves en la OEA, precisó Alcalay que consolidaría la tesis del aislamiento y, por otro lado, aportaría más material al expediente que reposa en el Tribunal Penal Internacional de La Haya.

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica