Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

El Cachicamo y la Lapa

January 3rd, 2015 · Sin Commentarios

                                                

El refrán Venezolano “Cachicamo trabaja pa Lapa” recoge la sabiduría popular inspirada en la naturaleza salvaje, que se refiere a la utilización indebida del fruto del trabajo: el armadillo construye su hogar, y luego  la lapa pasa a disfrutar de su nido sin haber hecho el menor esfuerzo. El Embajador Samuel Moncada –sin ser un diplomático de carrera- logró que Venezuela trabajara profesionalmente (como se hace siempre en la ONU) logrando que los Representantes Permanentes del Grupo Latinoamericano y del Caribe (GRULAC) endosaran la candidatura de Venezuela como representante único de América Latina para el bienio 2015-2016, para  luego lograr la firma del intercambio de votos, que es la práctica usual. Al utilizar esta metodología ONUSIANA acertada, el país se alejó de la desastrosa experiencia del 2006, cuando la improvisada presentación de Venezuela al Consejo de Seguridad, logró desestabilizar la candidatura del ex Canciller Guatemalteco Gert Rosenthal, exponiendo al país al ridículo, al obligar a los países a votar más de medio centenar de veces. La solución fue que un tercer país, Panamá, obtuvo el consenso. El Embajador Moncada se preparaba para asumir la bien ganada silla de Venezuela en el Consejo de Seguridad, cuando pocos días antes del 1 de Enero, Maduro anunció por twitter el nombramiento de Delcy Rodriguez para sustituir al brevísimo Canciller Ramirez que duró tres meses al frente de la Casa Amarilla, y a este como Embajador en la ONU dejando “con los crespos hechos” al Representante en la ONU, quien irá a una función subalterna en “la trinchera de la lucha” como afirmó el Presidente.Claro que vale la pena recordar que ya antes Ramirez también había sufrido un “sacudón”, ya que el hombre todo poderoso que había construido un Estado paralelo al Estado; y que ejercía varios cargos simultáneamente como Ministro de Energía y como Presidente de PDVSA, como Vicepresidente de la República para Asuntos Económicos, como Presidente de la Gran Misión Vivienda Venezuela, de Barrio Adentro, y de cuanta Misión existiera,  gracias a que la caja chica del Gobierno se nutria de los barriles que se cotizaban a mas de cien dólares. Durante sus tres meses no se encargó de definir las grandes líneas de la diplomacia, prefiriendo rodar por el mundo para continuar sin éxito, ejerciendo  la “diplomacia petrolera” que ya no le correspondía hacer, negándose a seguir el buen ejemplo de Ali Rodriguez Araque que cuando asumió su función como Canciller, pasó la pagina de sus actividades anteriores en PDVSA. Ahora le corresponderá al Embajador Ramirez recibir instrucciones de la Ministro Delcy Rodriguez, quien en el año 2003 –entre sus múltiples rotaciones, fue su subalterna encargada como Directora de Asuntos Internacionales. También tendrá que definir sus relaciones con la Super Embajadora Alterna en la ONU, María Gabriel Chávez, y tratar de conocer en tiempo record el dossier de los temas de la agenda planetaria, que normalmente se deben llevar con el apoyo de un nutrido grupo de expertos de carrera que se basan en el dialogo con el resto de países de América Latina, y con  las posiciones que el Estado Venezolano ha asumido en las cuatro veces que ha sido el Representante No Permanente ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Solo nos queda esperar que la Ex Ministro de Información no se sienta tentada en utilizar la Tribuna de la ONU como parte de una “Diplomacia Espectáculo” y no trate de enfrentar a los que no aceptan el diktat de una visión inspirada en Chávez

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica