Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

Turquía y las influencias fronterizas

August 16th, 2013 · Sin Commentarios

                                   

Turquía está viviendo  una  situación difícil ya que ha debido confrontar las mismas inestabilidades de  sus países vecinos: por una parte, el malestar popular que impactó su frontera Europea por la ingobernabilidad y la cadena de protestas en Grecia debido a la crisis económica y social; y por el otro, las explosiones sociales que han movilizado a miles de ciudadanos de los países  del Medio Oriente como en los casos de Egipto, o de los combatientes de Siria que buscan la protección territorial de Turquía, o los efectos de la Primavera Árabe a raíz de las protestas populares que continúan exigiendo  reivindicaciones de cambio y democracia. Todo ello constituye una influencia  marcada y un desafío político que ha debido  enfrentar recientemente el Gobierno de Ankara.

 Las masivas protestas ocurridas durante los meses de Mayo, Junio y Julio del 2013 mostraron  el descontento manifestado por miles de indignados que ocuparon la Plaza Taksim Gezi. La represión violenta del Gobierno a la que sumó el hostigamiento de sectores  islámicos extremistas promovidas por el oficialismo para amedrentar a los manifestantes, lejos de detener las protestas, produjeron mas bien un efecto multiplicador ya que  la insatisfacción se extendió de Istambul a Ankara, Izmir, Bursa y varias otras ciudades del interior. El uso de la fuerza excesiva, tuvo como efecto adicional acentuar  la polarización de  una sociedad  ya anteriormente dividida
Esta realidad  de la Turquía del Siglo XXI  dista mucho  de lo que representó la Turquía de épocas pasadas en las que floreció la cultura de Bizancio en la época del  Imperio Romano de Oriente; o después, la atracción de la “Sublime Puerta” convertida en el epicentro  del  Imperio Otomano que dominó  durante  varios siglos una inmensa  parte del Mundo hasta que los aliados vencedores de la Primera Guerra Mundial diseñaron  el nuevo mapa planetario; o el aporte de modernidad con la visión aportada por el movimiento de los jóvenes turcos, dirigidos por Mustafa Kemal Ataturk, héroe de batallas legendarias a inicios del Siglo XX,  quien logró fundar  una República reconocida por las reformas de gran alcance que produjeron como resultado un Estado moderno, democrático y secular.
El Primer Ministro Recep Tayip Erdogan está en el poder desde el año 2002, logrando prolongar su mandato  hasta nuestros días, por haber sido reelecto  en  tres elecciones sucesivas. Pero en vez de abrirse a un dialogo con los diferentes sectores del país, ha ido  radicalizado su posición inicial hasta conducir un régimen  caracterizado por la violación de los  derechos humanos, el establecimiento de mecanismos cada vez más represivos, la aplicación de una rígida censura de prensa, y  la profundización del proceso  de islamización del país, en contra de  del  ideario de sectores liberales, y ello a pesar de que tan solo el 12% de electores se muestran a favor de la ley islámica, mientras que el 83% se identifican con los postulados de la Turquía moderna y laica pregonada por Ataturk.Es precisamente  esa población la que debe ser apoyada por  los miembros de la Unión Europea y por los países democráticos,  ya que si Turquía quiere ser miembro de la UE, deberá cumplir con las clausulas democráticas que son imprescindibles para ser miembro pleno.  Una Turquía plenamente  democrática tendría  gran influencia en el futuro del Medio Oriente en su búsqueda por encontrar respuestas al clamor de los indignados en pro de la democracia y del establecimiento de gobiernos de tolerancia y libertad, debido a su papel estratégico y geopolítico en la región.

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica