Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

Snowden y la Diplomacia Presidencial Inmadura

July 4th, 2013 · Sin Commentarios

                           

La Diplomacia Presidencial ha venido adquiriendo en los países  del mundo un espacio prominente, pero ésta  solo puede tener  consecuencias  positivas,  si  es el resultado  de actos realizados en base a una política de Estado con el concurso de  profesionales,  cuya misión –entre otras-  es  evitar contradicciones entre los actos de gobierno suscritos  y las  posiciones que se asuman a posteriori. Resultaba  positivo constatar que en la agenda de Miraflores  se incluyeron visitas a Francia, Italia y Portugal, porque  parecía  mostrar  que el Gobierno Bolivariano quería dejar  de lado el  habitual peregrinaje a  Cuba  y  las visitas reiteradas  a Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Argentina  y otros aliados del ALBA , hasta el punto de escuchar a Maduro declarar entusiasta  a la salida del Palacio del Eliseo que existe una “relación estratégica” con Francia, mientras que  durante la visita a Portugal  llamó la atención la euforia al declarar el aporte de los Lusitanos  a quienes encargó la construcción de la autopista Caracas-Maiquetía,  y otras expresiones  similares en Italia. La  relación “estratégica” anunciada duró muy pocos días,  ya que a raíz del  espectáculo formado por Correa, Evo Morales, Kirchner  y  los países del ALBA  en la defensa del  ex espía de la CIA Edward Snowden , Caracas  desenterró el “hacha de la guerra” en contra del “colonialismo y  del imperialismo”  amenazando a  los mismo países visitados,  hasta el punto de  asumir una posición aun más critica que la propia Bolivia, supuestamente agraviada por el hecho de que los países europeos aplicaron estrictas medidas de soberanía por considerar que el ciudadano Snowden podría estar viajando en el avión Presidencial  de ese país.  

Efectos parecidos se dan en el ámbito de las declaraciones Presidenciales en relación al deseo de normalizar relaciones con Washington: Se nombra al diputado Calixto Ortega como Encargado de Negocios con el fin de que proceda a elevar la representación diplomática a nivel de Embajadores;  o se propicia la reunión de los Cancilleres de Venezuela y Estados Unidos en Guatemala para normalizar las relaciones entre los dos países;  para luego volver a lanzar la peregrina acusación de que  se investigue si ese país ha  inoculado el cáncer del ex mandatario,  o denunciar al más alto nivel  sobre  la existencia de planes para envenenar a altos funcionarios del Gobierno, o  la denuncia sobre la existencia de 16 aviones de combate en las bases militares norteamericanas de Colombia comprados por la oposición para derrocar al Gobierno, y por supuesto acusando a los Estados Unidos de haber obligado a Francia, Italia y Portugal a asumir una posición que cae estrictamente en el campo de la soberana decisión de esos países de autorizar o no el sobrevuelo del avión Boliviano. Resulta oportuno llamarle la atención a los responsables de la actual Diplomacia “Bolivariana” exhortándolos  a la reflexión. Ha llegado el momento en que  debe sustituirse  la actuación internacional agresiva,  por una relación internacional  de Estado, que se fundamente en los intereses de todos los Venezolanos y que permita conducir el ámbito de la cooperación Sur-Sur al igual que los acuerdos Norte-Sur,  basados en una diplomacia sostenible y coherente con el concurso de los diferentes actores del país, y no solo reflejar  las posiciones del partido de Gobierno en la promoción de una “guerra fría” que no tiene ninguna viabilidad en el Siglo XXI.

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica