Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

Protocolo o Potroloco de Estado

March 12th, 2013 · Sin Commentarios

 

En estos momentos de luto nacional en los que para inmensos sectores del país se evidencia un sentido dolor por la desaparición del líder carismático, no es oportuno ahondar aspectos de fondo preocupantes como  la manipulación electoral; el fraude del TSJ invocado por Capriles; el odio oficialista  contra nacionales y extranjeros. Pero lo que no podemos dejar de resaltar, son los alcances de un “Protocolo de Estado” nunca antes utilizado en exequia alguna, visto en directo por  millones de telespectadores  y reflejada en las portadas de los principales diarios del mundo. El Protocolo de Estado que se aplica en los Funerales de un Mandatario, es una de las ceremonias más solemnes en los usos internacionales y nada tiene que ver con las opciones ideológicas. Prueba de ello es que en Caracas se congregaron los más variados Gobernantes, de derecha y de izquierda; democratas y dictadores; con el fin de  presentar sus condolencias al país, a los familiares del Mandatario difunto,  y a todos los ciudadanos. Todos los Venezolanos (y no solo los seguidores del PSUV)  fuimos considerados anfitriones de mas de 32 Jefes de Estado y personalidades de mas de 50 delegaciones que acudieron a dar su testimonio de pesar.  

Las faltas de tacto de parte de las autoridades criollas, no puede ser atribuida a la “improvisación” porque ante las espontáneas manifestaciones de pesar popular, es evidente que las autoridades militares y civiles ya estaban preparadas para encausar los ríos humanos que se presentaron. Los autobuses, las franelas, los alimentos y la organización lo demuestran, y ello es meritorio porque refleja que estaban organizados dando muestra de orden y disciplina ceremonial. Pero hay otros aspectos no aceptables. Por ejemplo, pocas horas antes del anuncio del fallecimiento del Presidente, por primera vez se convoco una desconocida Comisión Politica Cívico Militar de Alto Nivel (nunca antes convocada en 14 años)  integrada por Gobernadores, Alcaldes, Ministros, Alto Mando Militar, en la que de manera desequilibrada el Vice Presidente  insinuó que el imperialismo e Israel pueden haber inoculado el cáncer al Presidente utilizando como argumento mal elaborado, la muerte de Yasser Arafat para luego terminar expulsando a dos agregados militares de Estados Unidos con un lenguaje inapropiado y ofensivo como si estuviera en un “circo romano”.Pocas horas después, Maduro asumió la conducción de algunos actos fúnebres vistiendo una sudadera, que parecía la de un atleta viniendo de un campo deportivo, dando un tono de mal gusto, poca sobriedad e irrespeto a la memoria del difunto, exponiéndose a las criticas de la prensa internacional por su desalineada vestimenta.En relación al acto central del Funeral, felizmente regresaron a sus países antes de tiempo las Presidentas Dilma Rousseff y Cristina Kirschner, porque las hubieran ubicado detrás de los tres mandatarios privilegiados en primera fila: nada menos que los muy criticados Castro, Ahmadinejad y Lukashenko. En una segunda fila estaban otros “hermanos” del Alba, Rafael Correa, y Evo Morales, y al lado del Presidente Boliviano, el Presidente de Chile Sebastian Piñera, a pesar de que ambos protagonizaron recientes enfrentamientos verbales. Hubiera sido mas conveniente ubicarlos separados. En filas ulteriores relegados vimos a Presidentes como el de México y Colombia, sin mencionar al Príncipe de Asturias. Se entiende que en un acto Protocolar, no es fácil el Protocolo Presidencial, pero menos fácil es aceptar que en el lugar de honor se le rinda un homenaje a los dictadores antes mencionados. La ausencia de dirigentes institucionales de la oposición, convirtió el acto en una Manifestación del PSUV y no en un Acto de Estado. Muy pluralista a nivel mundial, pero claramente partidista a nivel nacional. La ausencia del Gobernador del Estado Miranda (a quien se le dijo que no era conveniente que asistiera) del Alcalde Metropolitano y de diputados de oposición, se hizo  llamativo porque si hubo espacio para acomodar en el salón a Dudamel y sus orquesta y coro, al conjunto de música llanera, a los deportistas presentes y a otros representantes del mundo del folklore, pero no se tuvo la deferencia de invitar a los miembros de la Conferencia Episcopal,  Fedecamaras,  a la representación Sindical, o a los representantes de otros sectores del país no identificados con el Gobierno, además de que fueron excluidos los medios independientes, ya que solo se autorizó que el acto fuera transmitido por las cámaras del Canal oficial.Después de una larga intervención del Vice Presidente, llena de llamados semi religiosos al afirmar que Chavez portaba “el escudo de Cristo”, esa misma noche en el acto de la Asamblea Nacional -que felizmente fue trasladado a ultima hora del Fuerte Tiuna al Palacio Legislativo- a pesar de la clara denuncia de Henrique Capriles sobre el acto fraudulento cometido por el TSJ, hablo el candidato presidencial, desviando la atención utilizando un protocolo particular ya que no solo estaba presente el hermano Rafael Correa, sino dos Presidentes “fraudulentos” como lo son Lugo de Paraguay y Zelaya de Honduras ubicados provocativamente en lugares de honor. Por que no estaba el Presidente Lobo? Como se sigue con la ficción de un “Presidente” Lugo en vísperas de elecciones del Paraguay?Los Actos Protocolares deberían haber sido la oportunidad para marcar el inicio de la transición democrática; de la reunificación de todos los venezolanos; de la construcción de una etapa de dialogo y de paz. Pero lamentablemente se convirtió en una clara arenga electoral en la que más que un Protocolo de Estado. lo que se vio fue un “potroloco” que violó las normas ceremoniales mas elementales. Esperemos que este tipo de actuaciones no se prolongue hasta el 14 de abril, fecha de las nuevas elecciones.

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica