Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

Hacia otro Milagro Italiano: Bersani, Berlusconi, Grillo

March 1st, 2013 · Sin Commentarios

                

 

El empate técnico de tres fuerzas divergentes en las recientes elecciones generales italianas para elegir a 630 miembros de la Cámara de Diputados y 315 Senadores, genera una gran dificultad para determinar quien será el nuevo Jefe de Gobierno de la Republica Italiana, ya que lejos de aportar una respuesta mayoritaria a la inestabilidad existente,  mas bien puede enrumbar al país a un impasse de difícil solución 

La designación del futuro Jefe de Gobierno no es fácil, ya que están en pugna opciones como las presentadas por Pier Luigi Bersani, representante de la centro izquierda quien obtuvo el 29,6%; Silvio Berlusconi -controvertido dirigente de la centro derecha- quien  logró un 29,1%;  y el humorista Beppe Grillo quien se acerca a los dos anteriores al alcanzar el 25,5 %. El ex Primer Ministro Mario Monti, bien visto por sus aliados de la Unión Europea, ha quedado relegado a un lejano cuarto lugar al obtener tan solo el 10% de las preferencias de los votantes.Esta situación que genera inestabilidad, ha hecho que algunos observadores consideren necesario que se proceda a un nuevo llamado a las urnas. Pero el problema no es electoral sino político, y una propuesta mágica de resolver las actuales dificultades convocando nuevos comicios, lejos de representar una solución, profundizaría aun más la actual crisis de gobernabilidad, ya que en estos momentos la prioridad está centrada en la necesidad de que se adopten medidas  urgentes para enfrentar la serie de problemas económicos, sociales y políticos que sacuden al país de norte a sur, y que no pueden ser postergados.El desplome de la bolsa italiana después de las elecciones y su efecto negativo en el resto de la economía europea, muestra la actual interdependencia entre los gobiernos, y el peso de Italia en el contexto regional y mundial, por lo que es previsible que el Banco Central Europeo preste el apoyo requerido para enfrentar las dificultades presupuestarias actuales. Para ello deberán antes ponerse de acuerdo en designar al nuevo Gobierno.La preferencia de los ciudadanos es clara en su deseo de mantenerse en la zona euro y no retornar a la devaluada Lira Italiana, lo que los obliga a aceptar remedios amargos que también tuvieron que enfrentar otros países europeos en crisis como Grecia y España.Pero el precio es alto y los italianos se mostraron al mismo tiempo insatisfechos con las medidas de austeridad puestas en marcha por el ex Primer Ministro Monti al igual que expresaron el rechazo a las proclamas populistas.Un alto representante diplomático italiano acreditado en Venezuela nos explicaba que considera que Italia debe orientarse a una Gran Coalición que integre a las fuerzas principales para enfrentar la atomización política, y permita consolidar un esfuerzo de unidad, tal como hace algunas décadas asumieron los Alemanes al unir a la CDU y al SPD en un gran acuerdo nacional. Por cierto que los italo-venezolanos tuvieron una mayor participación electoral que en otros paises en el exterior al reunir a 35.000 votantes.Bersani podría ser una opción para aminorar la carga impuesta por la ortodoxia Alemana y optar por un modelo similar al de los Socialistas franceses liderizados por Francois Hollande, lo que aparentemente podría ser apoyado por “Il Cavaliere” Berlusconi, quien domina el Senado y quien afirmó que se impone una solución de generosidad y solidaridad no basada en intereses personales. Si esa posición se traduce en respaldar a Bersani, y este acepta a su vez un espacio para el dialogo con el Partido de la Libertad y la Liga Norte, podría ser parte de una salida política satisfactoria para una mayoría del país.Lo que resulta difícil es prever cual será la reacción del Movimiento 5 Estrellas de Grillo, integrado por parlamentarios que se presentan por primera vez a la palestra y que podrían descarrilar la gran alianza si confirman la celebre frase de Andrés Eloy Blanco cuando afirmaba “No hay cosa que haga mas ruido que un auto viejo, y un parlamentario nuevo” Lo cierto es que al igual que en el pasado Italia fue conocida por su habilidad política, lo que produjo lo que se llamó el Milagro Italiano, los dirigentes del país Bersani, Berlusconi y Grillo, deben asegurar una alianza lo que produciría un Nuevo Milagro Italiano

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica