Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

El Bolívar tridimensional y la destrucción de la Venezolanidad

July 30th, 2012 · Sin Commentarios

 

 La decisión sorpresiva de imponernos una imagen de El Libertador diferente a la conocida hace casi 200 años, sorprendió a los Venezolanos y a los admiradores de las epopeyas de Simon Bolívar. El Presidente presentó el nuevo rostro sin convocar a historiadores reconocidos o miembros de las sociedades bolivarianas de America, sino a un grupo de personas nacionales y extranjeras designadas a dedo, que realizaron un trabajo clandestino producido en laboratorios extranjeros a la sombra de todos.

Hemos venido sufriendo un proceso de transformación sucesiva por decisión unilateral del Mandatario, sin que nadie pueda remediarlo. La destrucción del acervo histórico a través de mecanismos de sustitución de los símbolos de la Patria le ha permitido al régimen adelantar un plan destructivo cumpliendo el slogan “Venezuela ya es otra”  

Veamos tan solo algunos ejemplos que demuestran el atropello a los valores de la venezolanidad. Por la sola decisión unilateral del Jefe de Estado, se cambió el nombre del país que hoy se denomina oficialmente Republica Bolivariana; se alteró la Bandera Nacional; se reformó el Escudo Patrio; pronto se trasladaran los sagrados restos de El Libertador del Panteón Nacional al nuevo mausoleo. En la conmemoración del aniversario del Libertador, se anticipó el posible cambio de fecha de su natalicio y hasta se puso en dudas a Caracas como ciudad de su nacimiento. No seria extraño que pronto conozcamos una reforma del Himno Nacional

Pero además se transformo el  huso horario mundial; se alteró la moneda por el bolívar fuerte (que resulto ser más débil) y de manera permanente se cambian nombres ya consagrados como el caso del Ávila que ahora se denomina Waraira Repano.  

La reconstrucción de la Historia -como denuncia Carrera Damas- es avasallante. Se acusa a Páez, Primer Presidente de la Venezuela Republicana como traidor; mientras se  idealiza la figura del desequilibrado Cipriano Castro como modelo de Patriotismo.   

Esa nueva Venezuela que se dibuja bajo el poder infinito e incontestado de un solo hombre, quiere llevar adelante su admonición expresamente anunciada cuando afirmó que “ el que no es Chavista, no es venezolano” transformando radicalmente los criterios de nacionalidad del ius solis y del ius sanguinis establecidos en la Constitución vigente.

Lo mismo sucede a nivel internacional: Se crea el Consejo de Estado con la unica funcion de evaluar la salida de Venezuela de la CIDH, pero intempestivamente decide su salida, al igual que lo hizo al salir de la CAN, del G 3, del CIADI o entrar a Mercosur por el solo capricho del Mandatario. Esperemos que no siga exponiendo al pais a la improvizacion como parte de la destruccion de la venezolanidad y de la perdida de los simbolos Patrios

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica