Milos Alcalay

Milos Alcalay header image 2

Milos Alcalay header image 2

El Terremoto Electoral de Haití

January 27th, 2011 · Sin Commentarios

La población Haitiana aún sin superar las profundas heridas de la terrible tragedia del sismo del año pasado, se encuentra ante una grave encrucijada como resultado del terremoto electoral que vive en estos momentos.

Las ofertas de ayuda internacional no han podido solventar los graves problemas: el hambre y la pobreza se dan la mano  para  producir centenares de otras muertes con la aparición del cólera; mientras que edificaciones siguen en escombros sin dar los servicios básicos y la violencia campea por las calles de las grandes ciudades.

Las elecciones se presentaban como un camino de esperanza, ya que la población Haitiana veía con agrado a candidatos con propuestas de desarrollo social y humano. Las preferencias en la primera vuelta le dieron el respaldo a la candidata de origen demócrata cristiano Mirlande Manigat (32% de los votos), quien vivió muchos años exiliada en Venezuela, acompañando a su marido, el ex Presidente de Haití Leslie Manigat.

Pero la alternativa democratizadora se vio truncada con un nuevo terremoto político de consecuencias aun impredecibles. La denuncia ante organismos internacionales sobre el fraude electoral realizado por el partido del Presidente Rene Preval,  para que Claude Celestin pudiera ir a la segunda vuelta en vez del candidato Michel Martelly (22%) han generado tantas tensiones políticas nacionales e internacionales, que el partido de Gobierno finalmente se vio obligado a retirar la candidatura de Celestin. 

Como si ello fuera poco, se le suma el “imbroglio” causado con el regreso inesperado del Dictador Jean Claude Duvalier quien vivió en el exilio 25 años tras su huida a Francia por el rechazo popular a los terribles crímenes de lesa humanidad, al terror de los tonton macoute, de la corrupción y del desvió de fondos públicos obtenidos durante su cruel dictadura entre 1971 y 1986, siguiendo el tenebroso periodo de Papa Doc

Baby Doc se presenta de repente afirmando que “regresa al país para mostrar su solidaridad en este periodo extremadamente difícil de la vida de la Nación ” Pero lejos de ayudar, representa un nefasto precedente que algunos analistas interpretan como oportunismo político para intentar recuperar fortuna y poder.

Los seguidores de Bertrand Aristide -exiliado en Sud África- no se quedan atrás y exigen su retorno, lo que –de producirse- generaría otro factor de desestabilización.

Ante este terremoto electoral, esperemos que los haitianos logren solucionar la crisis, por la vía electoral alcanzando una opción de reconciliación democrática nacional que de esperanzas de futuro.

Tags: Brujula Diplomatica Nacional · Brujula Diplomatica